28 de septiembre de 2013

Fórmula para imprimir o darle tersura a papeles y telas. La imprimación


La imprimación es el proceso por el cual se prepara una superficie para un posterior pintado. A la superficie ya imprimada se le llama soporte.  Los soportes más usuales en la historia han sido: paredes, tablas de madera, lienzos de tela y papel.
Las funciones de esta capa de imprimación son básicamente dos: tapar los poros o sellarlos, y mejorar de la adherencia.
Como selladora la capa de imprimación se ocupa de tapar los poros de la superficie sobre la que vamos a pintar. Si se trata de yeso o cemento ayuda a evitar la aparición de manchas de humedad, si se trata de una superficie de madera contribuye a evitar la aparición de hongos. En ambos casos como efecto del tapado de poros tendremos que vamos a necesitar menos pintura para cubrir la superficie que la que haría falta pintando directamente.

Solución de almidón para preparar papel y tela:
1 parte de almidón vegetal
3 partes de agua fría
3 partes de agua hirviendo
20 gotas de formaldehido
Procedimiento.
Diluir la parte de almidón vegetal en las 3 partes de agua fría removiendo bien sin dejar que se empelote, se esto sucede hay que colar la preparación. Una vez diluido, echarlo poco a poco y mezclarlo bien en el agua hirviendo (fuera del fuego) hasta que se vea la solución clara y suave. Dejar enfriar y agregarle las 20 gotas de formaldehido
Esta fórmula puede ser usada para imprimir o darle tersura a papeles y telas.
Con el papel se procederá a la técnica de inmersión y secado con brocha.
Con la tela se aplicara con una brocha solo por el lado que se va a pintar.