10 de agosto de 2013

Efectos del agua: La acuarela.


Aunque la acuarela no es una técnica tan popular como el óleo, ofrece resultados en cuanto a transparencias, color, soltura y frescura que sólo se pueden obtener con esta técnica. Cada pintor debe decidir cuál es la técnica que más se adapta a cada situación y cual le permite desarrollar con mayor facilidad su inspiración, la cual se irá refinando con la practica constante. Todas las técnicas pictóricas como el oleo, la acuarela, el gouache, el pastel, el dibujo etc, deben ser conocidas y practicadas por los pintores, aunque al final prefieran una u otra y la desarrollen con mayor profundidad y destreza.

La acuarela se define como "pintura realizada con colores o pigmentos diluidos en agua y que emplea como blanco el papel".

El agua es el medio por el cual se transmite al papel la cualidad y calidad del color de los distintos pigmentos diluidos en este medio, aglutinados con otras sustancias como por ejemplo goma del Senegal o goma arábiga.

La característica principal de los trabajos en acuarela es la transparencia que producen estos pigmentos diluidos, lo que hace también que la técnica sea difícil, como difícil resulta la tarea de corregir o disimular algún error que, en el periodo de ejecución se produzca, aunque siempre existe algunas posibilidades que brinda el conocimiento y comportamiento de la acuarela, lo que unos denominan trucos y otros recursos.

La transformación que experimentan las obras ejecutadas con esta técnica es la de presentar un aspecto muy vivo, cuando están húmedas y apagadas, atenuadas, claras una vez la obra seca. Esta transformación de aclarado que, evidentemente cambia el aspecto de la obra final, puede llegar, aproximadamente, a un 50% dependiendo de la cantidad de color con las que hayas cargado el pincel al ejecutar las aguadas. Por esto hay que tener en cuenta este proceso, a fin de conseguir el aspecto final lo más próximo a tu percepción.
A pesar de que algunos puristas defienden que existe una forma correcta de pintar con acuarela, sin salirse de las normas establecidas en tiempos pretéritos, en la actualidad, cada vez son más los artistas que, persiguiendo un resultado final, utilizan y mezclan técnicas en la misma obra.

Recomendaciones generales para pintar en acuarela:


  • La técnica debe ser utilizada en beneficio de la obra y por lo tanto, nunca esta deberá ser más importante que lo que se pinta, la técnica no debe afectar el concepto de la obra.
  • En la acuarela cuanto más tiempo inviertas en la obra, más probabilidades habrá de que se acabe sobrecargándose y estropeándose, a veces hay que ir trabajandola por partes, alejarse de la obra en ocasiones observarla y analizarla.
  • Un papel de 380 gr es el más adecuado, se aconseja comenzar con papeles más económicos para practicar.
  • Antes de pintar en acuarela haga un bosquejo muy sutil en lápiz, un buen dibujo previo es muy importante ya que sirve de guía y te ahorra cometer errores cuando apliques el color (es más fácil corregir un dibujo hecho a lápiz).
  • Los pinceles más apropiados son los redondos de pelo de marta. Cuanto más rápida la pincelada más fluido será el trazo, más hermoso y expresivo.

 
Acuarela original Siamgodh año 2012