23 de noviembre de 2013

CONSEJOS AL APLICAR LA ACUARELA, El retrato

  • No debes obsesionarte con conseguir todos los detalles desde el principio. Debes tener en cuenta de que se trata de conseguir unas "entonaciones" correctas en el retrato, pero de momento no debes pasar de ahí.
  • Debes respetar escrupulosamente el dibujo que habías realizado, así que procura que al aplicar color con acuarelas nunca elimines ese dibujo que ya tenías, pues de no hacerlo así, el parecido desaparecerá. Para aplicar color en esa fase he usado un pincel algo grueso, excepto en algunas zonas (como los ojos y cejas, la boca...) en que usé uno más fino para respetar esas zonas tan importantes en un retrato como son los ojos y la boca.
  •  En algunas zonas, cuando apliques dos tonos (por ejemplo fíjate en la cara, en la frente...), es bueno dejar que el agua trabaje y funda los colores entre sí ofreciendo resultados muy interesantes siempre.
  • Si observas que el color en alguna zona "se te escapa" no tienes más que aclarar el pincel en agua limpia, secarlo un poco apretando con los dedos y absorber ese color con el pincel; también puedes usar un trapo limpio o un trozo de papel de cocina o papel higiénico muy absorbentes...
  • Bien, pues una vez que has aplicado esta primera capa y quedas satisfecho con ella, es cuestión de dejarla secar (en 15 minutos estará lista si el papel es bueno). Y comenzaremos entonces con la capa final (en mi caso) que podría prolongarse si tú quisieras conseguir un nivel de realismo mayor. Ya dije que en esta obra, quiero conseguir un aspecto como de "obra inacabada" que me parece muy interesante; así que vamos con.
EL RETRATO EN LA ACUARELA
En el retrato, es obvio que el fin último de este es el acercarse lo más posible al parecido con la persona retratada, de forma que cuanto más logrado esté ese parecido, "más bueno" será el retrato que realicemos. Es una forma también de acercarnos a un trabajo que podríamos denominar como realista ya que se trata de eso: conseguir acercarnos a la realidad, el retrato de una persona.
La realización de un retrato será siempre un reto para el artista, pues cualquier espectador nunca podrá evitar hacer una comparación entre nuestro retrato y la persona retratada. Así pues, el realizar una obra de este tipo exigirá unas ciertas dosis de observación y de manejo del medio -en este caso de la acuarela-.
Siempre que te enfrentes al trabajo de un retrato, deberás ser consciente de que el parecido será lo importante; podrás colocar unos excelentes colores, realizar un buen dibujo previo, pero...si no logras el parecido, cualquier persona (aunque no sea un experto) será capaz de decirte en un primer "golpe de vista" la frase tan conocida de "...yo creo que el parecido no está muy logrado...".
Es por esto que es aconsejable echarle un poco de valor y enfrentarte al reto de la única forma posible, que es practicando mucho. No te saldrá a los primeros intentos, tendrás que romper muchos papeles y estropear pintura, pero poco a poco irás avanzando y logrando tus propósitos.
Será importante para realizar un retrato, que además domines un poco el dibujo y unas normas básicas para conseguir encajar todas las partes del rostro que va a retratar, y que existan unas proporciones indispensables en ese rostro.
Ten en cuenta que un ojo más alto o más bajo que el otro, un ojo más grande o más pequeño que el otro, una mirada mal conseguida, una boca que no guarda relación por ser enormemente grande o muy pequeña, son capaces de arruinar cualquier retrato. Enseguida sacarás la conclusión de la importancia que tienen en un retrato los ojos (la mirada), estos especialmente; luego le siguen en importancia la boca, la nariz...y como secundarios --aunque no hay que olvidarlos--, el cabello, las orejas...
Se puede realizar un retrato del natural, haciendo que la persona "pose" para tí, pero si no estás muy acostumbrado, será un añadido de dificultad.
Por eso quizás sea aconsejable al principio valerse de fotos que puedes haber hecho tú con tu cámara, o bien de fotos que encuentres en Internet, por ejemplo. Puedes empezar con personajes conocidos