16 de febrero de 2016

El dibujo del cabello




 El carácter y la forma de una cabeza dependen en gran parte  del cabello, ya que puede modificar completamente la apariencia externa. Prueba de ello es la importancia que se da (especialmente las mujeres) al corte de pelo, forma del peinado, color, etc. El cabello  es como un adorno  natural de la cabeza humana y así lo han entendido los artistas a través de la historia,  representándolo en sus retratos con particular esmero.


Forma:

 Desde el nacimiento, cada cabello irá adquiriendo su forma natural: liso, rizado, ondulado, etc. Aparte de esto, la forma también dependerá de la longitud y del grosor del pelo. Un cabello fino y liso se adaptará a la forma del cráneo mejor que un cabello recio y rizado que vaya adquiriendo  una forma y volumen más sólido e independiente de la configuración de la cabeza. Hay que tener presente la densidad de cada cabellera para captar su forma consecuentemente: el cabello liso y sedoso requiere un trazo de lápiz (o pincel) fino y en la dirección adecuada; un conjunto de trazos delicados modelará e interpretará la forma sutilmente; un cabello abundante y grueso se puede representar mediante manchas con diferentes tonalidades, dependiendo siempre del color y la iluminación. El trazo y la intensidad de la mancha son los dos procedimientos fundamentales para dar forma al cabello.

Tonalidad

Un cabello claro se resolverá con más contrastes tonales que un cabello oscuro. El cabello claro reflejará con más brillo la luz en las zonas en que ésta incida directamente, en contraste con las zonas no iluminadas. Los reflejos y brillos se pueden resolver con pocos trazos de grises claros y medios o dejando incluso partes en blanco. Es importante la delicadeza en el de­ gradado de oscuro a más claro, teniendo  presente   que  no  se está ante un cuerpo sólido sino ante un volumen ahuecado de superficie irregular (en realidad es una apariencia de superficie). La tonalidad de un cabello es un sutil juego de valoraciones mediante degradado y difuminado hasta conseguir la calidad táctil deseada

Relación con el cráneo

Antes de empezar  a dibujar el  cabello,  debe  tenerse  una idea clara de cómo son la cabeza y el cráneo. La forma del cráneo también determina la forma del cabello. Un primer encajado lineal del cabello debe basarse en el previo encajado del cráneo, sólo así quedará bien integrada la cabellera en la cabeza. Por muy largo que sea el cabello o muy aparatoso su peinado, hay que partir del perfil del cráneo que es donde nace el cabello y a partir de ahí ir creando volumen y forma, si no es así la cabellera puede quedar demasiado alta, como flotando en el aire, o demasiado baja, aplastada encima de la cara. Si el cabello es escaso o muy corto seguirá y se adaptará a la línea y superficie del cráneo con todas sus posibles irregularidades

El peinado

El peinado puede transformar un  rostro.  Siempre  se  deben considerar las características del modelo. Un rostro sin demasiada  personalidad queda  realzado con un peinado sugerente y llamativo. Si las facciones y líneas de la cara son pequeñas y suaves un peinado vistoso  y con volumen marcará un contraste y otorgará un interés carente en el modelo. Si el modelo tiene un rostro marcado y anguloso será conveniente destacarlo tratando con menor intensidad la forma y volumen del peinado, pero si, al contrario,  lo que se  desea  es matizar la dureza del rostro, se hará un intenso realce del peinado. Esto es especialmente importante en las mujeres donde el tipo de peinado forma parte de su personalidad. Un peinado alto y recogido en un moño es muy adecuado para rostros de mujeres maduras y elegantes; un peinado más libre y despreocupado, más "moderno", sienta mejor en rostros jóvenes

Un error habitual es oscurecer el tono del cabello uniforme­ mente, en contraste con la claridad del rostro; la figura pare­ ce que lleve una peluca, el pelo no resulta convincente. La solución es sombrear algunas zonas de la cara y aclarar parte del pelo para que, en algún punto, los tonos de una y del otro se aproximen. Esto creará una zona de transición que dará una apariencia natural al retrato.

Vídeo Tutorial que muestra como realizar el cabello Con la Técnica pictorica de la Acuarela.